Archivo de la etiqueta: garbanzos

[Receta] Hummus de pimientos, tomate y ajo negro. ¡Colorido y sabroso!

Si te gustó la receta del hummus suave de garbanzos te invito a probar esta otra versión, con algo más de carácter pero igual de rica y delicada. Los pimientos y los tomates le dan al hummus un toque auténtico de color y sabor. El ajo negro, entre ácido y afrutado, aporta notas entre ácidas y afrutadas. El resultado es una crema de garbanzos apta para todos los públicos ideal para dipear con vegetales o bien como relleno de bocadillos! ¡Dentro receta!

ajo-negro_ajonegro_blackgarlick_cometeunapera_comete-una-pera_pera
Imagen: blackgarlicking.es

Sigue leyendo [Receta] Hummus de pimientos, tomate y ajo negro. ¡Colorido y sabroso!

Anuncios

[Receta] Hummus suave de garbanzos.

El hummus es una crema de garbanzos sabrosa, sana y fácil de preparar. Se suele servir con aceitunas o pan pita pero si quieres darle un toque “healthy” , crujiente y original te aconsejo acompañarlo de crudités, bastoncitos de verduras variadas: pepino, pimiento rojo, pimiento verde, zanahoria… También es un substituto ideal al fiambre del bocadillo o del sándwich y es una opción estupenda para tomar legumbres en los meses de calor.

¿Qué tiene el hummus que tanto gusta? Es un plato económico y apto para toda la familia. Además nos aporta una buena cantidad de fibra, potasio, calcio, ácido fólico y proteínas vegetales siendo un gran aliado en las dietas vegetarianas o veganas, hay vida más allá del vasito de leche.

Y no, no pasa nada, salvo casos particulares, por tomar cada día de la semana legumbres, pero ¡me gusta mucho la pregunta! Vamos a formularla igual pero con alcohol o galletas. La legumbre es un alimento saludable, completo, barato, rico y versátil que te ofrece múltiples posibilidades a parte del delicioso y reconfortante plato de cuchara. Aquí cuento algo más.

Sigue leyendo [Receta] Hummus suave de garbanzos.

2016 año internacional de las legumbres: ¡Menos galletas y más lentejas!

Podría haber alargado un poco más el título diciendo: “Que falta nos hace”. Porque falta nos hace. Porque resulta que todavía hay quien se plantea si está comiendo demasiada legumbre al repetir una segunda vez a la semana lentejas. Porque todavía hay quien cree que un filete de ternera “alimenta” mucho más que un plato de garbanzos. Porque a día de hoy consumimos más calorías en forma de alcohol que de legumbres. Sigue leyendo 2016 año internacional de las legumbres: ¡Menos galletas y más lentejas!

[Receta] Garbanzos “a la catalana”.

Y no, no son garbanzos hervidos ¡y arreando! “Els cigrons a la catalana” es uno de los platos que más recuerdo de mi infancia y que, curiosamente, no me dio por recuperar y añadir a mi recetario habitual hasta hace un par de años.

Es una receta sencilla pero a la par muy peculiar y característica, por no hablar de sus propiedades: plato completo, cargado de fibra, proteína vegetal, cero colesterol y un largo etcétera de beneficios.A su vez permite muchas adaptaciones y variaciones que después de la receta comentaré. ¡Vamos al lío!

Ingredientes para 4-5 raciones:

  • 400 gramos de garbanzos.
  • 3 tomates maduros pelados y cortados a dados o bien medio bote de tomate natural triturado.
  • 1 cebolla, cortada en juliana.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra, sal.
  • 1 cucharada sopera de perejil fresco.
  • 10 almendras/avellanas peladas y tostadas.
  • 1 diente de ajo.
10897767_962825097094481_8321423372348235707_n
La calidad de la foto no es proporcional al sabor del plato. ¡Verdad de la buena! ¡Prometo subir una mejor!

Modus operandi:

  1. El día anterior pon los garbanzos a remojo. Si vives en un lugar de agua muy dura, como en mi caso, te recomiendo usar agua mineral. Si vas a usar garbanzos de bote, con 200 gramos tendrás suficiente.
  2. Empezaremos con “la picada” o “majado”: en un mortero (o robot de cocina) coloca el ajo, las almendras y/o avellanas, un chorrito de aceite, sal y el perejil. Pica hasta dejar una pasta, pero no muy fina, más bien algo grosera. Reserva.
  3. En la olla que vayas a usar (rápida, puchero, olla tradicional) pon dos cucharadas soperas de aceite y la cebolla cortada en juliana, pocha hasta que esté dorada.
  4. Añade el tomate, baja el fuego y tapa para que se cocine unos 5 minutos. Pasa por la Turmix.
  5. Incorpora los garbanzos, el vino blanco, una pizca de sal, remueve y deja cocinando unos 5 minutos para que el alcohol se evapore.
  6. Vierte unos 8 vasos de agua y remueve bien.
  7. ¡Hora del chup-chup! Si vas a cocinar en olla rápida, con 45 minutos de cocción tendrás suficiente. Si vas a cocinar en olla convencional deberás de emplear unas 2 horas a fuego lento.
  8. ¡Los garbanzos ya están cocinados! Incorpora la picada, remueve, rectifica de sal y deja cocinar unos 5 minutos más, a fuego lento.

img_20161012_123229

Variaciones y consejos:

  • Puedes añadir unas espinacas frescas en el momento de incorporar la picada. ¡Plato completo a más no poder!
  • En Catalunya también se suele acompañar de huevo picado o bacalao, aunque en mi opinión la proteína vegetal que el garbanzo nos ofrece es más que suficiente.
  • Por este motivo en casa solemos tomarla como plato único o a lo sumo acompañada de una ensalada verde o un pimiento rojo aliñado con sal, aceite y pimienta. Complemento perfecto para un Lunes Sin Carne.

¡Buen provecho!

 

 

[Receta] Garbanzos a la jardinera.

¡Parece que por fin asoma el otoño! ¡Y el otoño con él! ¡Ahora sí que sí! Ahora apetecen los platos de cuchara. ¿Y qué grupo de alimentos es el rey de los pucheros? ¡Las legumbres! ¡Pues venga! ¡Una de garbanzos! Receta fácil, cargada de fibra, proteína de origen vegetal, bajo índice glucémico, cero colesterol y un largo etcétera de beneficios. ¿Qué más se puede pedir? Que sea económica. ¡Pues también! ¡Dentro receta!

12108833_1012922845418039_1901397621581795859_n

Ingredientes para 4-5 raciones:

  • 400 gramos de garbanzos.
  • 3 tomates maduros pelados y cortados a dados o bien medio bote de tomate natural triturado.
  • 1 cebolla, cortada en juliana.
  • 1 calabacín mediano o medio grande. Cortado a dados.
  • 2 zanahorias grandes o 3 pequeñas. Cortadas a dados.
  • 2-3 dientes de ajo pelados.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharada sopera de pimentón de la Vera.
  • Sal.

img_20161012_122210img_20161012_123229img_20161012_125249

Modus operandi:

  1. El día anterior pon los garbanzos a remojo. Si vives en un lugar de agua muy dura, como en mi caso, te recomiendo usar agua mineral. Si vas a usar garbanzos de bote, con 200 gramos tendrás suficiente.
  2. En la olla que vayas a usar (rápida, puchero, olla tradicional) pon dos cucharadas soperas de aceite y la cebolla cortada en juliana, pocha hasta que esté dorada.
  3. Añade el calabacín, la zanahoria, los dientes de ajo, una pizca de sal, baja el fuego y tapa para que se cocine todo unos 15 minutos. Remueve de vez en cuando.
  4. Agrega el pimentón y remueve unos segundos para que sus aromas se desprendan. No dejes que se queme o tueste ya que amargaría el plato.
  5. Incorpora el tomate y sigue cocinando a fuego lento y tapado unos 5 minutos más.
  6. Rectifica de sal y pasa por la Turmix.
  7. Incorpora los garbanzos, una pizca de sal, unos 8 vasos de agua y remueve bien.
  8. ¡Hora del chup-chup! Si vas a cocinar en olla rápida, con 45 minutos de cocción tendrás suficiente. Si vas a cocinar en olla convencional deberás de emplear unas 2 horas a fuego lento. ¡Listo!

Variaciones y consejos:

  • Incorpora al sofrito pimiento verde y dale un toque más castizo al plato.
  • Cambia la zanahoria por calabaza o bien una mezcla de ambas. ¡Toque de otoño!
  • Acompaña el plato con algo de arroz integral y hazlo más energético y completo.
  • Una ensalada verde o un pimiento rojo aliñado con aceite, sal y pimienta son un complemento perfecto para un Lunes Sin Carne.
  • No es necesario añadir proteína animal al plato pero si así lo deseas, el huevo cocido le viene estupendamente.

¡Buen provecho!