¡La operación bikini definitiva! ¡Y gratis!

tumblr_n1j34a762X1r4ueyro1_500_cometeunapera_operacionbikin_operacion-bikini_comete-una-pera_bikini

Lo sé, he jugado sucio, ¡y mucho! ¿Me perdonas? En realidad esto iba a ser titulado: “Por qué un impostor sí y un profesional formado, titulado y actualizado no?”, pero sabía que con ese titular no iba a entrar por aquí ni Ramón [de Cangas no, el otro, el del refrán popular] y he hecho un poquito de trampitasss…

Así que ahora que he captado tu atención me gustaría hacerte algunas preguntas, todas sin acritud, que de verdad me encantaría que contestaras o al menos te hicieran reflexionar:

¿Por qué en general pensamos que es más fácil adelgazar con batidos y galletas que con alimentos de verdad? ¿Por qué parece más verídico lo que nos dice un/a gurú? ¿Qué hacemos mal divulgadores, dietistas y nutricionistas para que nuestro mensaje tenga menos poder de calado? ¿Por qué le otorgamos más credibilidad a la vecina del tercero que a un profesional titulado y actualizado? ¿Por qué tiene más valor todo lo que escuchamos en la radio, leemos en algunas revistas o vemos por televisión?

¿Qué nos ha pasado en estos último años? Me temo que éste no va a ser un post de respuestas, ¡más bien todo lo contrario! Así y todo, voy a lanzarme e intentar explicar todo este sindiós con tres hipótesis que puedan contestar algunas de estas cuestiones, por si alguien más está en mi tesitura. ¡Ahí voy!

la-vieja-del-visillo_cometeunapera_comete-una-pera
Tu vecina puede ser muy maja pero de nutrición no entiende ni “flowers”.

Sobrepeso, obesidad y sociedad

Últimos titulares y datos sobre la obesidad y el sobrepeso: “El 82% de los obesos españoles no reconoce que lo es”. “Un 12% de las personas que sufren obesidad opina que tiene un peso normal”. “Cerca del 40% de la población adulta en España tiene sobrepeso”. “Una quinta parte de la población mundial será obesa en 2025”. “El 39,3% de la población española de entre 25 y 64 años padece sobrepeso y un 21,6% es obesa”.

Resumiendo: nos sobra peso, no somos muy conscientes de ello y la tendencia de las tasas es creciente y por lo tanto no muy esperanzadora. ¿Y eso por qué preocupa tanto? ¡Que hagan tallas más grandes y fin de la problemática! ¡Ojalá! Ojalá el problema del sobrepeso y la obesidad fuera sólo una cuestión de talla.

La cuestión estética es la punta del iceberg, es de lo que más hablamos, por otra parte, pero es sólo una pequeña e insignificante parte de un gran problema que nos incumbe a todos y todas. De hecho es un asunto tan superficial que muchas veces se queda ahí y tiende a frivolizarse con expresiones como: “yo me quiero tal como soy”, “la curva es bella”, “mira ese/a modelo curvy qué ideal está con su sobrepeso” u otras frase chulas y motivadoras que, aunque tienen su punto reivindicativo y acertado, obvian una parte importante de nuestros bellos y variados cuerpos: la salud.

curvy-kate-perfect-body-campaign-plus-size-models-w724
¡Que sí! ¡Que todas somos bellas! Pero vayamos un poquito más allá…

Si has leído hasta aquí y no estás muy de acuerdo con mi visión te advierto que esto irá de mal en peor porque no, no estoy de acuerdo con la tendencia curvy. Por lo menos no tal y como se está planteando en la actualidad. Sobre la mercantilización de la obesidad, en concreto la femenina, te hablará más y mejor Lucía Martínez de Dime Qué Comes.

La obesidad es un asunto que va mucho más allá de la estética, está considerada como uno de los principales factores de riesgo cardiovascular y asociada a otras enfermedades crónicas y/o mortales. ¿Las sabemos todos/as verdad? Hoy no toca. Además, por si lo de “mortal” no acaba de convencer, sobrepeso y obesidad suponen un empeoramiento de la calidad de vida y un aumento del coste para el sistema sanitario de salud.

Cosa seria. Y aquí ya no vale decir: “¡Pero bueno! ¡De algo hay que morirse!” [¡Qué rrrabia da esa frasecita!] Claro, de algo hay que morirse pero si me das a elegir, mientras viva me gustaría que fuera lo mejor posible y no a base de asistencia médica, dolores y “apechusques” varios. Todos podemos morir aplastados por un piano caído del cielo pero mientras eso no pasa a mi, personalmente, me gustaría disfrutar de una vida plena y satisfactoria. Con el sobrepeso y la obesidad estás comprando boletos para la opción de vida chunga. Si vives en la calle Serrano de Madrid a lo mejor también para lo del piano…

fa386bd9024381379afe1c9fd4ef8487_operacionbikini_operacion-bikini_cometeunapera_comete-una-pera

Hábitos alimentarios, industria y marketing

¿Y qué pasa con nuestros hábitos alimentarios? ¿Por qué hay tal tasa de sobrepeso y obesidad? ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Quién es el culpable? Bien, ya he dicho que este no iba a ser un post de respuestas precisamente y aquí estamos ante uno de los grandes dilemas de este siglo, no lo voy a solucionar yo en cuatro líneas [quien dice cuatro dice cuatrocientas] pero todo apunta hacia la siguiente maravillosa mezcla de factores causales:

  • Un sedentarismo cada vez más presente, nuestros trabajos no son lo que eran antes y la hora del gimnasio no compensa [odio el término compensar pero lo voy a usar]. No todos somos deportistas de élite.
  • Aumento del consumo de alimentos procesados y de alcohol.
  • Menor consumo de materias primas como frutas y vegetales.

Y no es tan fácil. Porque si a todo esto le sumas cuestiones económicas y sociales personales, alteraciones hormonales que no sabes si son causa o efecto, trastornos alimentarios, falta de dietistas y nutricionistas en la salud pública, intereses económicos de la industria alimentaria y otras entidades, control de la publicidad regulero, información a la población a veces poco acertada y otras con cierto conflicto de interés y otros asuntos implicados tienes un ambiente obesogénico para enmarcar, ¡bonito, bonito! Haremos historia.

desayuno-a-la-cara
Los “chupicrispis” un día fueron cereales. Un día. Lo fueron. En pasado. Come comida real. ¡Te compensará!

Anti-divulgación, intrusismo y redes sociales

¿Hablamos de divulgación? Gran parte de los libros de nutrición de una librería pueden ir directamente a la basura. Así, ¡sacando mi carácter categórico de vez en cuando para no defraudar! Obviamente no lo digo por Lucía Martínez, Carlos Casabona, Juan Revenga, Lidia Folgar, Aitor Sánchez, Luis Jiménez, Julio Basulto y otros divulgadores/as, que se dedican incansablemente a educarnos en nutrición real, vía blog, redes sociales, televisión, radio… Lo digo por algunas otras que, inexplicablemente, tienen gran éxito entres las masas.

yosikecomo_operacionbikini_operacion-bikini_cometeunapera_comete-una-pera
Divulgar sin rigor ni formación es anti-divulgar y eso es lo que hace Patricia Pérez. Puede que con buena fe.

¿Y esto por qué nos pasa? ¿Por qué mola más lo que dice un señor con gorro de paja o una chica que un día se tomó una galleta en mal estado? Tengo la ligera impresión de que, en general, nos gusta que nos digan que para comer bien hay que comer raro. Un dietista te dirá: “¡Come peras!”. Cambia peras por: tomate, acelgas, champiñones, lechuga, berenjena, garbanzos, almendras, fresas, manzanas… Con ciertas variaciones y según la estrategia nutricional, un nutricionista formado y actualizado te aconsejará que comas comida de verdad y que hagas algo de ejercicio o como mínimo que tengas un estilo de vida saludable y activo. Sin sobres, sin galletas, sin pastillas, sin historias raras pero estudiando tu caso particular, ofreciéndote estrategias para adquirir nuevos hábitos y haciendo todos los malabarismos necesarios para que tengas éxito en tus objetivos sin perder la salud. ¡Pero eso es tan corriente! ¡Parece tan sencillo y vulgar!

Bien, ahora viene el gurú de turno y te dice: “¡Cómete estas alguitas!”, “¡No! ¡Tú lechuga no, que te engorda!”. Además tiene un libro que respalda todas y cada una de sus teorías y un plan nutricional que te va a costar un riñón y parte del otro. Lo que te queda del resto del otro riñón, los batidos Detox se encargarán de cargárselo. ¡Ahhh! ¡Así sí! Así si va a funcionar.

sanidad-desnutrida-manifestacic3b3n-nutricic3b3n-1
Aquí gente chachi preocupándose por la salud de los demás: #sanidaddesnutrida.

¡Nos mola! Nos molan los planes especiales, los productitos, la magia de los alimentos, las purificaciones, los tres mil cálculos de la dieta hepática, beber lejía… Nos mola. Debe ser parte de nuestro ser ancestral que sigue por ahí latente en nuestros genes. Y así nos va. Por no hablar de las estupendas revistas que corren por el mercado y sus coherentes mensajes que PARA NADA confunden al personal: “Página 1: Adelgaza 5 kilos en dos semanas”. “Página 3: Bebe ginebra Saphire”. “Página 10: ¡Acéptate a ti misma!”. “Página 20: ¡Haz estas deliciosas tartaletas de chocolate!”. 

Confusión, ¡perdón conclusión!

Y con todo esto, ¿cómo va estar el patio? Pues confuso, ¡muy confuso! Y revuelto, ¡muy revuelto! Porque nada de lo que nos rodea ayuda, porque hay mensajes contradictorios por todas partes, porque cuando te llega información no sabes si llega sesgada o comprada, porque hay modas que van y vienen, porque la ciencia avanza que da vértigo, porque no sabes si el gluten te hace daño, porque te han dicho que el ser humano es el único que ser que toma leche bla bla bla…

¡Sigo! Porque una amiga de tu amiga perdió 15 kilos con Pronokal pero no te han dicho que luego los recuperó porque nunca aprendió a comer, porque hay un médico [o vete a saber tú qué es] que te pone unas agujicas y te quita el hambre, porque según la televisión parece que sólo se pueden desayunar cereales de caja y si no desayunas mueres por inaniciónporque si quieres adelgazar tienes que comprar cosas rositas, porque en Mango ya venden ropa para mi talla y “pa qué más”, porque a mi peque le doy Danoninos pero yo no los tomo porque estoy a dieta [WHAAAAAAT???], porque una blogger ha perdido mogollón de peso con la dieta de la alcachofa y decide contarlo en Junio [ni en Abril ni en Octubre, en Junio casualmente], porque sois unos talibanes con esto del azúcar… ¡Ay Diosito!!!

¡Basta ya! ¡Soluciones reales!

Este post ha quedado largo y no quería que así fuera. ¡Y me dejo tinta en el tintero! Es un post de desahogo, lo confieso, pero también espero que sea de ayuda a muchas personas confusas y/o indignadas con la situación actual así que voy a finalizarlo con algunas premisas esenciales a la hora de adelgazar, por aquello de dejar un buen sabor de boca [o de ojos] a quien me lee:

  1. Busca la ayuda de un/a profesional, comprueba que esté titulado/a y actualizado/a en materia. Si tu economía no te lo permite o crees que puedes hacerlo sin ayuda también puedes buscar literatura al respecto, más arriba he mencionado a mis divulgadores/as favoritos/as. Aquí más.
  2. Desconfía de quien te entregue una dieta estándar, sin personalizar, sin saber de tus costumbres, gustos y preferencias. Piensa que hay muchos dietistas-nutricionistas que incluso trabajan sin ese tipo de estrategias y que apuesta por la educación nutricional.
  3. Desconfía también de planes especiales a base de zumos “Detox”, sobres y preparados, no vas a poder mantenerlo de por vida y estás poniendo en peligro tu salud. Se trata de aprender a comer de buscar un estilo de alimentación que puedas y quieras mantener toda tu vida sin que suponga un sacrificio para ti o para tu familia. ¿De qué te sirve perder 15 kilos en 3 meses si luego vas a recuperarlos?
  4. Come comida real, abandona los productos procesados. No se trata de comer menos, se trata de comer mejor. Si te has propuesto adelgazar, tu alimentación y la del resto de tu familia deberían de ser prácticamente iguales: comida de verdad con posibles variaciones.
  5. Aprende a leer etiquetas. Tus alimentos de preferencia deben de ser vegetales y frutas pero también hay algunos productos procesados que pueden ser válidos en una alimentación saludable, aprende algunos aspectos básicos sobre el etiquetado nutricional para evitar ingredientes no deseados: azúcar, grasa de palma, harinas donde no tocan…
  6. Llena tu plato de nutrientes protectores y fibra saciante, no sólo vivimos de energía.
  7. Aprende a comer interpretando el plato de Harvard, ¡es de gran ayuda! En este post Arantza Muñoz, Dietista Ética, te explica mucho más.
  8. Agua, tu bebida de preferencia debe de ser agua. ¿Qué beber cuando salgo por ahí? Agua con gas con hielo y limón [yo lo pido, te lo juro, queda muy cool], agua sin más, infusiones, café con hielo, zumo de tomate, cerveza sin alcohol… Lo que se te ocurra sin azúcar y sin alcohol. Las bebidas edulcoradas parecen no ser la mejor idea pero de vez en cuando puedes valorar si te compensa o no tomarlas.
  9. Mantente activo/a. ¡Incluso si no tienes tiempo de ir al gimnasio! Abandona el ascensor y las escaleras mecánicas, baja una parada de bus o metro antes del trabajo o de casa. ¿Te atreves a algo más? Busca una actividad que te guste, ¡la que sea pero dale caña!
  10. Márcate un objetivo realista y no te compares. Este último punto da para largo y tendido pero voy a dejarlo aquí porque el tema tiene mucha enjundia y da para uno, dos y cien posts más.
Spanish_General_HEP_Feb2015_el-plato-de-harvard_platodeharvard_cometeunapera_operacionbikini
Ahora las pirámides son la peste… ¡Que vivan los platos!

¡Me dejo tantas cosas! No quiero resultar simplista ni dejarlo todo en manos del “si quieres, puedes” o “si no lo consigues es porque no te estás esforzando lo suficiente” porque el asunto es serio, complejo y nada fácil. Los puntos sobre las íes: puede que te cueste, que te suponga un esfuerzo cambiar de hábitos, que falles, que vuelvas a fallar o que necesites alguna premisa más para avanzar pero en algún momento y de alguna manera hay que empezar. Así que, ahora que llega el verano, disfruta del buen tiempo, sigue o empieza [que nunca es tarde] con un estilo de vida saludable dentro de tus posibilidades y disfruta de ese cuerpo perfecto y funcional que tu madre y tu padre te han dado, para ir a la playa o donde te venga en gana.

¡Fin!

Ana Oncina - Croqueta y Empanadilla- fondos de pantalla móviles (Iphone 4)-3 (1)_operacionbikini_operacion-bikini_cometeunapera_comete-una-pera
Croqueta y empanadilla… ¡No podían faltar! ^^

Para saber más:

Anuncios

8 comentarios en “¡La operación bikini definitiva! ¡Y gratis!

  1. Excelente Marta. Menudo desahogo.
    Ánimo. Los que divulgáis de manera seria y rigurosa tenéis (tenemos, en mi humilde contribución) una ardua labor por delante.
    Los medios, la industria, el famosillo de turno y el grupo de whatsapp de madres no lo ponen nada fácil. Pero hay que seguir insistiendo.
    Hay que intentar poner luz entre tanta confusión.
    Un abrazo.

    Me gusta

  2. Me ha encantado tu trampita je je Menuda condensación de temas en uno!!
    Yo lo intento pero muchas veces el ambiente obesogénico puede conmigo y caigo en la tentación…es taaaaan dificil!!Encima como no me sobran kilos, que más o menos estoy bien y de salud hasta ahora sin signos de nada anormal, pues claro no tengo una gran motivación para comer 100% sano.Qué hacer entonces????Gracias!!

    Me gusta

    1. ¡Hola Tini! ¡Me alegro de te haya gustado jejeje! Tal vez demasiado condensado pero tenía muuuchas ganas.

      Bueno, seguro que lo estás haciendo bien y si no, ya sabes! Toca repasar algún que otro punto de los 10 comentados!!!

      El tema de la motivación para comer sano que comentas es muy acertado, ¡ojalá supiera como despertar esa motivación más allá de las alegaciones de salud y belleza!!! 🙂

      ¡Un besote y gracias por pasarte por aquí!!!

      Me gusta

  3. Buenas, acabo de suscribirme y quiero aprender mejor a alimentarme. Tengo 43 y casi a los 39 sufrí un infarto que hizo que tuviera que cambiar mucho mis hábitos pero aun así, tengo excesos o cdo lo quiero hacer bien, no estoy segura de que lo haga correctamente….. Siempre dudo con las recetas y cdo las leo, pienso que no puedo pq lleven harina, o azúcar o grasa… En fin, me cuesta planificar un menú completo. Abuso de carnes (pollo, pavo, conejo y codornices) y me quedo pillada para buscar más formas de cocinar. Podrías dar y algún consejo, libro o similar???? Aparte de no perderme desde ahora tu Blog, claro. Un saludo enorme

    Me gusta

    1. ¡Hola Isa!!! Lo primero de todo enhorabuena por tu recuperación y por tu cambio de hábitos, poco a poco irás haciéndolo mejor.

      ¡La verdad que en una respuesta no me da para ofrecerte mucho! A diario comparto consejos y tips de alimentación desde Facebook, Twitter e Instagram, creo que pueden ayudarte, podrás accedes a ellos a través de la pestaña “En las redes”.

      También en el siguiente apartado he compartido la opinión de algunos de mis libros favoritos, también pueden serte de gran ayuda: https://cometeunapera.wordpress.com/category/bibliografia/

      ¡Un abrazo y gracias por seguirme! ¡Ánimo!!!

      Me gusta

  4. Hola! Me ha encantado tu ilustrado desahogo! Y veo muy coherente todo lo que has dicho. Por la parte que a mi me toca, hacía años que arrastraba un sobrepeso que no dejaba de aumentar. Soy de las personas que con la ansiedad y la desmotivación les da por comer. El médico ya me había dado toques de atención en las revisiones, al principio con bajar un poco y de últimas poniéndome de manifiesto que mi sobrepeso era de grado dos y rozaba la obesidad. Al tiempo conseguí volver a tener un trabajo estable en el que me sentí a gusto y mucho más activa. Así comencé a bajar de peso. Aún así, el estrés y el ritmo de vida se reflejaba en más cosas a parte del sobrepeso. Mi piel comenzó a sufrir rosácea y la dermatóloga puso mucho ímpetu en el cuidado de mi alimentación. No me desalenté, todo lo contrario, me comprometí a cuidarme más cada día y acudí a una nutricionista licenciada en tecnología de los alimentos. Desde que estoy con ella estoy aprendiendo a comer mejor, ganando salud y sintiéndome muchísimo mejor conmigo misma. Sin batidos milagro ni historias, comiendo alimentos de toda la vida. Mis legumbres, mi pescado (esto es nuevo para mi), carne, fruta (y esto también me costaba muchísimo), mi arroz…Claro que pago mis visitas, pero no sólo me pesa, pone su dedicación en redactar un menú semanal para mi dependiendo de mis gustos, mis turnos locos de trabajo (comer a horas normales trabajando en la hostelería es imposible), si estoy de vacaciones y voy a pasar los días en la piscina, si voy mejor o peor al baño…etc. Me recomienda ejercicio, ya que aunque mi trabajo sea muy activo arrastro también muchas lesiones a raíz de éste. No quiero dejarla hasta que me inculque bien estos hábitos porque hay muchas cosas que aún me cuestan por mi misma. Y no me avergüenza decir que para eso necesito de su ayuda, no pasa nada por pedir ayuda. Con el tiempo sé que podré hacerlo sola y mi éxito será también el suyo.
    Respecto a la visión estética, tienes razón en que es un tema muy controvertido, es más emocional que fisiológico. Yo grito a los cuatro vientos que hay que quererse como uno es, cosa que no está reñida con cuidarse. Ese es el problema que parecen conceptos enemigos y no es así, van de la mano. Aplaudo a las modelos curvys por su seguridad en lucir modelos que yo no soy capaz de ponerme por puro complejo emocional. Y sí, yo las veo preciosas, pero no sé si a alguna le duele la rodilla como a mi madre. Mi madre ha pasado de la estética tres pueblos, pero por la obesidad que tenía y la artrosis que tanto nos persigue a las mujeres tienen que ponerle una prótesis porque la rótula la tiene deformada completamente. Lo primero que hizo por orden médica fue perder 15 kilos, y la reacción fue completamente alucinante. La rodilla la sigue teniendo para cambiar, pero ya no se ahoga subiendo las escaleras ni cuando anda por la calle. Suda menos, no se siente tan cansada, está de mejor humor y curiosamente disfruta más combinando la ropa. Cierto es que es una mierda el tema de las tallas, porque una tiene derecho a vestir como le gustaría tenga el cuerpo que tenga. Por eso me alegro de que el mercado tenga más variedad, ya que si una persona se propone perder peso que sea por salud, no por poder ponerse un vestido de la tienda que sea. Si no es así, el cambio no será duradero y se volverán a los antiguos hábitos. Te lo dice una que ha llegado a pesar 10 kg más que ahora y también 6 kg menos.
    Perdón por lo largo del comentario! Me ha gustado leerte! Me quedo siguiéndote por aquí, les voy a echar un buen ojo a tus recetillas que tienen buena pinta!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola preciosa!!! Nada que perdonar! Me ha encantado leerte!!! Mi gran y sincera enhorabuena a ti y a tu madre por la decisión que habéis tomado y por los beneficios que con ésta habéis logrado. De verdad, es de admirar. Totalmente de acuerdo contigo en cuanto tus apreciaciones sobre el mundo curvy, es un tema que da para mucho!

      Un beso grande y energíaaaa!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s